Recogida de tapones solidarios

El Tenerife Iberia Toscal organiza una recogida de tapones de plástico con fines solidarios este viernes 15 de abril, en la previa del último partido de liga que les enfrentará al Matanza en el Pabellón Quico Cabrera a las 21:00 horas..

El club capitalino ha ido recogiendo todos los tapones utilizados durante la presente temporada, en los encuentros de Liga y entrenamientos. Durante la recogida que tendrá lugar en la puerta de acceso al recinto, se realizará un mural. Es por ello, que el club pide a sus aficionados que colaboren entregando tapones.

Un pequeño gesto que puede cambiar la vida de Fran Orula, un niño de 13 años que padece distrofia muscular. Desde hace tres años Fran no puede caminar, ni acceder a su habitación que se encuentra en el segundo piso de su vivienda en La Crucita, dentro del barrio de Las Cuevecitas (Candelaria). Durante este tiempo, Fran ha dormido en el salón. Gracias a la colaboración de las personas que puedan entregar tapones de plástico, se podrá financiar un elevador, que le permita acceder a su habitación y le otorge independencia y más intimidad.

Agradecer al personal del Organismo Autónomo de Deportes y la Gerencia de Urbanismo del Excelentísimo Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por las facilidades mostradas para que este viernes se efectúa este evento.

Asociación Iraitza

Todos los tapones recogidos se entregarán a la Asociación Iraitza Tapones Solidarios, una asociación no lucrativa con fines totalmente solidarios destinada a personas con grandes necesidades, como son aparatos ortopédicos, operaciones y tratamientos médicos. Los objetivos lo alcanza a través de recogida masiva de tapones plásticos y llevándolos a una planta de reciclaje para que posteriormente esos tapones se conviertan en el objetivo buscado. Iraitza no percibe ningún dinero por estos tapones, ni tampoco pasa por manos de los familiares. Directamente estos tapones se convierten en el material necesario para la persona con discapacidad. Es directamente la empresa recicladora quien abona la cantidad de lo requerido a la clínica, ortopedia o en este caso empresa de ascensores. Con este procedimiento se pretende evitar que se especule con estos tapones y que nadie haga negocio con ellos.