Historia

En pleno corazón de Santa Cruz, el barrio de El Toscal vio nacer en 1978 al que sería máximo exponente del fútbol sala tinerfeño durante dos décadas. Un club de barrio modesto que pronto se ganaría el respeto y cariño de toda una isla.

En 1982 comenzó a competir de forma oficial, siendo campeón de Liga y Copa de Tercera División en su primera temporada. En la temporada 1985-1986, obtendría su primer ascenso a categoría nacional. En aquel histórico equipo entrenado por Reinaldo Martínez y Carlos Cabezas, jugaban Ariza, Miguel, Ciro, Tejera, Octavio, Pablo, Alberto Más, Francis Arocas, Hacha, Silis, Zerpa, Toño, Talento, Javi, Guillermo y Chavi.

La temporada 1992-1993 está marcada con letras de oro en el libro del fútbol sala tinerfeño. Tras conseguir el campeonato de División de Plata, el Iberia Toscal (foto) consigue el primer ascenso de un equipo de Tenerife a la máxima categoría.

Tras quedar encuadrados en un complicadísimo grupo en División de Honor, con equipos como el Maspalomas Sol de Europa (que esa misma temporada se proclamó subcampeón de Europa), Caja Castilla-La Mancha o Playas de Castellón, acabaría la liga regular como último con 5 victorias y un empate. Tras jugar la fase de permanencia, el equipo volvería a la categoría de Plata junto a El Ejido y Gáldar.

Durante los siguientes años, el club competiría en la Segunda División nacional con dos descensos efímeros a la antigua Nacional A. El equipo deja de competir en junio de 2002,  tras la permanencia en División de Plata con una plantilla totalmente canaria bajo las órdenes de los técnicos Alberto Mas y Francis Arocas.

En 2015 el club vuelve a la competición de Segunda División B, logrando el ascenso a Segunda División. Asimismo el club cuenta con una estructura de base gracias a un acuerdo de vinculación con La Salle San Ildefonso, un equipo femenino y una sección de deporte adaptado.

Todos los jugadores, miembros del cuerpo técnico y dirigentes que han pasado por esta entidad, tienen en común haberse dejado la piel por los colores albinegros, la cultura de esfuerzo, humildad y respeto hacia el rival, sin perder el espíritu competitivo y ganador. Gracias a todos por formar parte de la historia del Tenerife Iberia Toscal FS.